Rutas de interés turístico del Camino de Santiago y la Maragatería

Castrillo de los Polvazares es un lugar donde pasar unos días en calma y tranquilidad. Se dispone de actividades desde visitas en bicicleta, paseos por el monte e incluso el pueblo dispone de un establo donde se podrá montar a caballo haciendo visitas por los alrededores o por libre así como dar clases de monta.
Junto al establo se ha inaugurado un campo de Pintball.
Y si dispone de tiempo aproveche para realizar un grato paseo por los bosques, prados y alrededores del pueblo. Prodrá ir el Prado San Juan hasta el camino de Murias dónde tendrá esplendidas vistas.

Nuestra Señora de las Candelas de Santa Catalina de Somoza (León)

Iglesia parroquial histórica en la que se conserva una reliquia de San Blas, patrono del pueblo. Destaca su campanario desde el cual se observa una vista de Astorga y Castrillo de los Polvazares.

Catedral de Astorga (León)

La Catedral de Astorga tiene desde tiempo inmemorial el título de Apostólica: Santa, Apostólica, Iglesia Catedral. Es un gran templo que incorpora diferentes corrientes artísticas que abarcan desde el gótico, diferentes corrientes del renacimiento, barroco y neoclasicismo, del s.XV.




CATEDRAL DE ASTORGA

Palacio Episcopal de Astorga (León)

Obra genial de Antonio Gaudí. El Palacio Episcopal de Astorga es un edificio que tiene un aire medieval, apropiado para su finalidad. Gaudí lo proyectó en estilo neogótico.
La piedra en la que está construido (granito gris del Bierzo) es respetuosa con el entorno, en especial con la catedral que se encuentra en la inmediata vecindad, así como también con la naturaleza, que en la Astorga de finales del siglo XIX estaba más presente que en la actualidad. No obstante, el edificio también incorpora algunos de los elementos que caracterizarían a Gaudí en sus futuras obras, como los arcos de la entrada principal y el volumen situado encima de ella o las grandes chimeneas que de forma ostensible se integran en las fachadas laterales.

PALACIO EPISCOPAL DE ASTORGA

En 1893, tras la muerte del obispo Grau, Gaudí dimitió por desavenencias con el Cabildo, estando las obras paradas durante varios años. Finalmente, fue terminado entre 1907 y 1915 por el arquitecto Ricardo García Guereta. Actualmente, el palacio es sede del Museo de los Caminos, dedicado al Camino de Santiago.